06 julio, 2009

Desde la ausencia: Silencios

Viernes 29 de Mayo
23:38


Sólo nos queda silencio, ahora. Sólo resta un sinfin de palabras sin sonido que, por más que las grite con todas mis fuerzas hasta desgarrar mis cuerdas vocales, nunca llegarás a escuchar. Porque corrés, cada vez que te descubro entre la multitud. Porque te escondés detrás de un montón de hojas del trabajo, cada vez que te pido algo. Porque la rutina te abrazó, un día, y quedaste cómodamente balanceando tus pies en su ritmo repetitivo. Vos. Vos y ella y él. Y yo.

Si abro la boca, es para decir cosas sin importancia. Nada trascendental. Ninguna opinión acerca de la pandemia que sufre el mundo, ni de los chiquitos que se mueren de hambre en Somalia todos los días. No discuto dónde está Dios en esos momentos, y mucho menos dónde está el policía que debiera haber evitado que le robaran a esa chica de mi clase en la plaza de la facultad.
Muerdo mis labios, y me resigno al silencio.

Si cierro los ojos, recuerdo su rostro. Y vuelvo a revivir distintas escenas y una sola noche. Repiso los pasos, reveo las miradas, recuento la historia desde el principio. Aún sabiendo que de nada servirá, que los dos pasos que avancé en la semana serán vencidos por un duro retroceder al simplemente cerrar los ojos. 
¡Pero es que el proceso del desprendimiento es tan lento! Tan lento...
Si abro mis ojos, y no está... 

Si estiro mi mano, quiero alcanzarte. Quiero que te levantes de la silla y me des un abrazo. Vos que sos mi amiga, mi confidente. Vos, desconocido y lector silencioso. Vos, que tenes brazos fuertes para sostenerme un rato ahí y no dejarme con este enorme sentimiento de soledad. Vos, ella, él.


Por eso nos queda el silencio. Porque las palabras que salen de mis labios carecen de esencia, y las que salen de mis vísceras no son oídas por vos. Porque mis miradas se quedan fijas en un punto, y si cierro los ojos estás pero cuando los abro.. no. Y aunque grite o intente alcanzarte, mis brazos son muy cortos, mis pies son muy débiles y mi voz se hace inaudible en los ruidos de la ciudad. 
Por eso nos queda el silencio. Ahora.



14 comentarios:

nelsonline dijo...

Oíste la nota que suena cuando dice "que el aire es de cristal"??
Cada dos o tres de tus palabras, sobre lo que sea, hay una de esas...sospecho que ni siquiera parpadeo cuando te leo, una especie de hechizo...
sos tan fuerte.
Yo tan ausente... la única psicóloga con la que hablé en sesión antes de levantarme en medio del encuentro me dijo que me ausentaba como lo hicieron conmigo... no hay justificativos, y tampoco me siento del todo culpable.
Te admiro y, a la distancia, siento orgulloso de vos, orgulloso sin cargo de conciencia.
Nel

Floripondio. dijo...

Mujer que profundo tu texto.
Flori cada día me sorprenden más tus escritos.

Tienene una hermosa magia.


Besotes.

Maqui dijo...

cuanto que te quiero amiga del alma

Blanky dijo...

un escrito muy intenso pero demasiado atrayente!!
algún día no se cuando ni como será pero se que algún día aquellos pasos avanzaran y no mirarán hacia atrás!!
te mando un abrazo grande!!

Flor dijo...

Muy lindo. Gracias por compartirlo.

Te mando un abrazo, por si te hace falta alguno más.

:)

Veronica dijo...

flori...cto creciste en este tiempo..se nota en tu manera de escribir !!me encanto...poco a poco..dia a dia...baby steps...

besotes

Freedom dijo...

FLORI NO SOLO SOS DULCE SINO UNA MUJER PROFUNDA Y MADURA QUE PLACER QUE VOLVISTE QUE DELEITE LEERTE SIEMPRE ME DEJAS PENSANDO EN SILENCIO CONMIGO MISMA

GRACIAS POR ESTAR

=Jota= dijo...

yo no opino

Yle dijo...

que bueno ke regresas, un texto fuerte pero bien escrito. en cuanto a sentirse asi, debe ser duro, pero pasara.

Jackeline dijo...

Hola
Estuve visitando tu Blog y está excelente, permíteme felicitarte.
Sería un gusto contar con tu blog en mi directorio y estoy segura que para mis visitas será de mucho interés.
Si lo deseas no dudes en escribirme a jackiesj0801@hotmail.com
Exitos con tu blog.
Un beso
Jackie

Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro dijo...

hermoso, FLori, volviste! que bueno. Tu texto es profundo y real. Estamos todos así, comunicados pero faltos de presencia y eso, muchas veces, implica el silencio de decir muchos palabras pero sin contenido.

Este no es el caso.

besos, caro

Paula, la malvada dijo...

Flori, hace mil que no pasaba por acá. Veo que renovaste el blog pero que seguís escribiendo tan lindo como siempre.


Un besote

Flori dijo...

Nel: no termino de comprender ciertas partes de tus palabras.. Y escuché varias veces la canción, y la nota que decís.
En fin..


Floripondio: gracias a vos, por tus palabras.
Besos


Maqui: y yo a vos ;)


Blanky: yo también lo creo. Algún día, ¿no?
Abrazote para vos también


Flor: nunca vienen mal los abrazos, vos viste... jeje


Vero: ¿crecí? ¡Crecí! Uff, sigue doliendo crecer. Pucha.
Besos =)

Flori dijo...

Freedom: ay, espero que ese silencio acompañe tus pensamientos sin lastimarte. De nada por todo.
Beso enorme =)


Jota: ¿pero me das un abrazo?


Yle: pasa. Todo pasa... al menos así dicen. Lo que no dicen es qué cosas pasan en el mientras tanto.


Jackeline: ¡bienvenida! Mil gracias por tus palabritas..
Besito


Caro: ¡volví! Ja, estamos muchas así.. y por alguna razón que no logro entender, somos cada vez más. Uff
Besos


Paula: volví, volviste. Gracias por las palabras. Te mando un beso =)