24 septiembre, 2008

Caballero en potencia

Todos tenemos nuestros recuerdos de amores pasados. Algunos resurgen esporádicamente del rincón más oscuro de nuestro cerebro. Otros, pinchan los lagrimales en los viajes de colectivo, mientras esperamos que la luz del semáforo se tiña de verde, o al escuchar una canción. En el momento en que dejamos de mirar para afuera, y damos un recorrido por nuestro interior.
Alli están, acampando y saludándonos. Como si fueran miembros vitalicios de ese espacio que nos corresponde.

Y ahí está él. Mi pasado más reciente. El recuerdo que duele los domingos por la tarde. Él: el Doc

Lo conocí gracias a mi amiga del alma, que siempre-siempre intenta encontrarme "la pareja perfecta". Aunque eso, para ella, a veces significa un amor de una noche. Para mí, todo lo contrario. 
Ella, que es tan bonita, sociable, simpática, tiene a todos los hombres que desea. El doc no fue una excepción. 
Se agregaron a facebook. Comenzaron sus primeras charlas. Él a pocos meses de recibirse de médico. Ella recién empezaba relaciones públicas.

Conversación va, conversación viene. 
"Tengo a alguien para vos, Flori. Un doc que está a punto de terminar, te va a encantar", me sentenció. Sí o sí. Aceptás o aceptás. Y yo, buscando la mejor manera de huir de esa situación irremontable, pensé que no perdia nada aceptándolo como contacto al msn. No era que me iba a casar con él. Ni mucho menos verlo, si en realidad no resultaba ser el encanto que mi amiga me vendía. Acepté, con pocas esperanzas.

En la primer conversación, tuvimos una fuerte discusión. Él estaba en total desacuerdo con la relación a distancia que mi amiga quería comenzar con quien hoy es el amor de su vida. Yo echaba chispas detrás del monitor, encolerizada. Pero el tiempo pasó, y con él las conversaciones se hicieron cada vez más fluídas, más largas. 
Su excusa era ayudarme en mi segundo año de la carrera. Mi excusa, aprovecharme de su nobleza para no repetir la tortura del año anterior. Y así llegué al punto de sonreír cada vez que una ventanita naranja con su nombre titilaba en mi escritorio. 
Nos contamos muchas cosas, y nos dimos cuenta de que teniamos mucho en común. Sin ir mas lejos, él decia que Yo + Él = Dinamita. 

Por tres meses me inventé su sonrisa. Me imaginé sus ojos, sus labios, su tono de voz. Con la ayuda de algunas fotos que ponía en su msn, y un montón de mi imaginación, me creé al Doc-Perfecto. Y si bien nos mandabamos mensajes al celular, nunca tuve el coraje suficiente (o la excusa perfecta) para llamarlo. Tampoco él.

Pasaron tres meses, en un suspiro. Y un domingo, entre charlas sobre las obras sinfónicas de Mahler, me invitó a salir. Nos invitó a salir. A mi amiga y a mí. A ver la segunda sinfonía de Mahler, en la facultad de Derecho. ¿Cita en conjunto? 



(to be continued)




5 comentarios:

~ Olivia ~ dijo...

1.- ME ENCANTÓ RENÉ! jajajaja...

Yo tambien soy veinteañera, pero me siento de 16...

Gracias Flor por eso tan lindo que escribiste... y por el apoyo y la buena onda...

Yo tmb me tomé el atrevimiento de "linkearte" así que estaremos "comentandonos" jajajaja

Beso grande...

¡quiero saber que pasó con "el doc"!

Tigger E. dijo...

y yo tb te meti en mi blog!!!!!lala
ja.. es que lei el mensajin en el blog de mi amada...

Besos!!!

Tigger E. dijo...

Y pensar que a pesar de todo, sos hombre. Sensible y enamoradiiisimo hasta el dedo chiquito del pie izquierdo!


ehhh jaja... si, suena raro en un hombre tan "cursi"... pero es que no tengo miedo de que el mundo sepa de mi amor, que la amo tanto, que soy feliz, que todo el mundo conozca a la mujer que me hace tan bien!!!

Hace 9 dias ni me metia en estos lados, solo al de Olivia... en 9 dias todo cambio... me llego el amor, y saque un blog (falta plantar un arbol, y tener un hijo)... jajaja

Gracias por el apoyo... ojala sirva pa que muchas personas se suelten, y vivan mas felices... amando, y dejandose amar...

Veronica dijo...

no me dejes asi por favor...ya...segui ya ..
besos

Tigger E. dijo...

Tene paciencia... te va a llegar corazon...
Siempre llega... la clave es no dejar pasar las oportunidades, y no rebajarse... como mujer, vales mucho, todas las mujeres valen mucho... hacete respetar..

Besos!