04 marzo, 2009

Despedidas

Mis pies fríos, extenuados de tanto andar bajo la lluvia, piden tregua. 
Mi cuerpo sufre las consecuencias del ayuno al que esta angustia lo somete. 
Mis ojos se declaran en huelga y comienzan a cerrarse sin aviso. No quiero que lo hagan, pues tengo una imágen triste que reaparece cuando el cansancio me vence.

Entonces me saco las medias mojadas, y me preparo un café con leche bien grande y caliente. Me desprendo de las últimas lágrimas, y pongo colirio en mis ojos enrojecidos de zozobra. 
Almuerzo, meriendo y ceno a la vez. Con ese café con leche acompañado de restos de una medialuna que sabe a despedida. O serán mis labios, tal vez, quienes llevan todavía el sabor de un último beso por tiempo indefinido.


N. volvió a donde pertenece. A aquella provincia que le formó ese acento que tanto me gusta. A aquél lugar desde donde me encontró, en una noche de insomnio. 
Contrario a sus deseos -y a los míos- volvió a su rutina, a sus responsabilidades, a su mundo. A muchos kilómetros del mío.

Es esa despedida la imágen triste que quiero evitar. Es verlo por última vez, bajando por las escaleras del subte, cada vez que cierro mis ojos. Es abrirlos y encontrarme con una realidad borrosa y húmeda que surca mis mejillas hasta terminar en este café con leche gigante que intenta aplacar un poco la desasón. Es sentir ese beso, esas palabras, esas manos sobre mis ojos queriendo secarlos. Es recordarlo desde el primer momento en que nos vimos, y continuar con cada detalle, cada gesto, cada mirada.

Es volverme Penélope, de repente. Tejiendo conjeturas e incertidumbres durante el día, para destejerlas al anochecer. Atenuando, así, el paso lento de los días. Mitigando las distancias. Distrayendo a la nostalgia.
Es convertirme en esposa de marinero. Que espera impaciente el regreso de su amado. Que tacha los días que faltan para el reencuentro, en el almanaque. Que extraña. Que necesita.
Es aferrarme a su promesa de volver. Por mí.


Suena una canción, en la radio, que me regresa a la realidad. Al café con leche que comienza a enfriarse. A mis pies fríos, todavía. A mis ojos que están tan cansados. A mi cuerpo, recomponiéndose.
Es la misma canción que N. me dijo que escuchara justo antes de irse. Y que escucho ahora, de casualidad, cuando él está ya arriba del micro. Alejándose.

Entre sorbos lentos finalmente me pregunto si le habrá gustado el presente que le di, antes de partir. Si ya se habrá dado cuenta que, de remover el soporte trasero, encontrará una sorpresa que acortará la distancia. 
Al menos, por un momento.




14 comentarios:

Pufla dijo...

Ohhhh!!! Qué tristeza!!!
Fuerza Flori!!

nelsonline dijo...

Me hiciste llorar...

Yle dijo...

oh flori... que te puedo decir? llora, llora, desahogate un poco, y luego vuelve a vivir... que cuesta pero no queda de otra...

Diego dijo...

Tengo algo de experiencia en relaciones a distnacia. Vas a ver que con el tiempo las despedidas van haciéndose cada vez más soportables, y el tiempo juntos más duradero.
Saludos.

Blonda dijo...

Tan triste y tan lindo a la vez, pequeña dulcinea!

Lindo, porque de no haber amor, no dolería...



Ya estarán juntos de nuevo, ahora hay que encontrarle el gustito a extrañarse y a recordar todo ese tiempo juntitos, dale?


te adoro =)


besos

Pablo dijo...

Odio las despedidas.

nelsonline dijo...

Después decime cuánto te debo por la terapia de anoche...
No te recibiste y ya cobrás honorarios...me parece muy bien, en serio.

Flori dijo...

Pufa: angustia, más que nada.
Gracias =)


Nel: y yo ni te cuento..


Yle: ¡y cuán bien me hizo deshaogarme!
Besos


Diego: ¿me lo prometés?
Saluditos Die..


Blonda: nunca tan real como ese día. Igual, para la próxima te llamo y me auxiliás.
Besos enormes =)


Pablo: creo que yo también...


Nel: estás en deuda conmigo. Y sí, hay toda una familia que alimentar... ;)

Veronica dijo...

no flori nooooooooooooooo

no te puedo ayudar esta vezzzzzzz
ufffff estamos igualllll...aunque creo yo mucho mas complicada....

estas de mas decirte gracias por pasar y dejar mess de aliento en mi blog....aca estoy...

besos y que lindo es el amorrrrrrrrr (mmmmm....)

El Dc Felipe y YO dijo...

Amor a distancia!!!

Como tu terapeuta autorizado debo decirte que si es posible....

Vos mejor que nadie sabes que relacion han podido construir en el tiempo en que estuvieron juntos y lo fuerte que puede ser....

La distancia es solo un obstaculo hacia el camino de tu felicidad de superarlo vas a estar mas cerca de lo que queres...

Besitos para vos ;)
NICO
Pd: acordate que lo mejor de las despedidas son los reencuentrossssss ahhhh que lindos los Reencuentros.!!!

Akasha ::.. dijo...

Estaba escribiendo algo similar...

Yo tambien estoy a distancia, Flori...

Animos...(te lo digo a vos? o me lo digo a mi? Ya ni se...)

:( snif.

Flori dijo...

Vero: uff. Terapia de abrazos y apoyo mutuo, necesitamos.
¡Me alegra tanto que regreses!
Besotes =)


Nico: pero qué difícil se hace, a veces, el simple hecho de aguantar esta distancia.
¡Besos!


Akasha: ánimos. Te lo digo a vos. Y a mí. Y a ellos, que también la padecen.
Abrazo fuerte, fuerte.

Café (con tostadas) dijo...

Algo de los amores con km de por medio sé. Como diría un amigo, soy una mujer de amores muy federales! jajaja

Y uf con la pena tremenda de esa primera despedida! Si te sirve de consuelo, la primera vez que me pasó lo "resolví" con una amigdalitis fulminante, corticoides obligados y casi 40° de fiebre imposibles de bajar.

Después la cosa se hace más tolerable, se vuelve parte de la relación y le da un condimento inigualable.

Los mejores recuerdos del amor me llegan por ráfagas de los muchos días compartidos después de tantos otros separados.

Diego dijo...

Molesto un segundo para pasarte esto (un mail de mi profesor de Farmacología II):

"Hola!
Espero estén todos/as Uds muy bien, con estimulantes proyectos y amplias perspectivas.
Pido su colaboración para el curso de F1.
Ese curso busca ayudar a generar un "punto de inflexión" en el pensamiento de los estudiantes a esa altura de la carrera.
Por eso es importante que quienes tengan interés en este tipo de abordaje se enteren a tiempo. Es un mecanismo de retroalimentación: más motivados los estudiantes, más motivado el docente, y todos aprendemos más.
Ya lo sabemos: el curso tiene sus asperezas y sus espinas. Nada mejor que el comentario-testimonio de quienes lo pasaron (o en su defecto, F2), para informar sobre los pro y los contra, de primera mano.
También, hay que encontrar ese momento para reflexionar "para qué estamos?", y "dónde está el huevo de la serpiente?" y "qué puedo hacer yo?". Nunca es tarde.
Así que les aviso que el curso F1 que comienza ahora en marzo viene muy bien, gracias (se cerró la inscripción), y que tengo mucho interés en tener alumnos/as motivados para el segundo semestre, que comenzaría probablemente en la primera semana de agosto.
Interesados/as en Farmaco 1 para 2do semestre, que me escriban a esta dirección, farmaco1politi@gmail.com, tentativamente para junio próximo.
Muchas gracias por la difusión.
Saludos,
Pedro"

Si cursás F1 en el segundo cuatrimestre, te recomiendo fuertemente anotarte en su cátedra, o si no para hacer F2 después.
¡Saludos!