09 marzo, 2009

Eternos recuerdos

para mi Amiga del Alma,
y su eterno recuerdo




No se va, amiga. Puede apaciguarse, e incluso quedar adormecido, pero no desaparece. Porque son parte de nosotros, de nuestra historia. De lo que fuimos y seremos, pues de aquél aprendizaje nuestras acciones se verán condicionadas.

Sin embargo, aprendemos un día a dejar de invocarlos. A fuerza de lágrimas y tras varios consejos, comenzamos por evitar las esquinas que ya no nos hacen bien. Olvidamos - de a poco - un aroma, una sonrisa, un gesto particular. Terminamos por encontrar borrosos aquellos ojos que antes se nos mostraban tan claros.

Con el tiempo seguimos viviendo, respirando, sonriendo e incluso, a veces, amando. Regodeándonos de banalidades y pregonando al olvido, en un intento por convencer al mundo de que todo está bien. Pero que, en realidad, busca sólo convencernos a nosotros mismos de que ya no voltearemos al oír un nombre.
Llegado un punto hasta nos creemos fuertes y superados, para no admitir que las lágrimas que aprendimos a aguantar nos delatan débiles y vencidos. 
Porque no. Por más que lo intentemos, no se va. El recuerdo no desaparece. Nunca.

En la ferviente necesidad de controlar lo incontrolable, tomamos decisiones. Algunos escapan; huyen tan lejos como sea posible. Otros cambian de trabajo, de ciudad o de aire, sólo para hacerse creer que de esa manera ya nada invocará al recuerdo. 
Un descanso. Un tiempo. Un nuevo plan.

Lo cierto es que de repente, un día, nos creemos dueños del control retrospectivo. Hasta que  una palabra, un gesto, un nombre, nos lo recuerda todo. Nos vence por knock out y ahí quedamos, tendidos con un corazón que no termina de sanar porque falta una charla, una respuesta, un intento. Porque hay algo pequeño, o bien enorme, que no nos permite cerrar el círculo. 
Y volvemos al primer contacto, a ese beso interminable, a su perfume en el cuerpo, a la música que lleva su historia. Volvemos a ese recuerdo reincidente que nos atormenta.


Sólo nos resta encontrar un poco de cordura. Algo de sensatez que nos permita ubicar los recuerdos en algún lado de la memoria donde ya no duelan. O a donde lleguemos, con dificultad.
Porque ellos... no, ellos no se irán. Jamás.

15 comentarios:

Yle dijo...

tal cual... solo comprometamonos a de verdad evitar esas esquinas que hacen daño...

NOVA dijo...

No, no desaparece nunca, pero se acomoda y cuando vuelve el recuerdo a veces es necesario volver a llorar, para poder continuar.

La Amiga del Alma dijo...

¿Me hiciste llorar sabes?
No hay nadie que me entienda mas que vos.
No se que haría sin tus palabras....porque son las que siempre me ayudan a salir adelante.
Gracias flori...cada día que pasa me doy cuenta de que ntra amistad ya no tiene niveles...es infinita.
Simplemente gracias.

James Bounce dijo...

dios, tal cual, gracias por el coment, es zarpado, asi me siento. Me flasheo la parte de escapar, lo mio fue algo asi, un poco de todo, pero escape en fin. Complicada esta mi cabeza ahora cuando pienso en que hacer.
Gracias flower, this was beatifull!

El Dc Felipe y YO dijo...

Es asi nomas Flori....

El recuerdo queda.. y el mejor remedio es reorganizar esa cabecita, para que no sea facil de encontrar para que no este a mano asi cuando uno lo encuentra no es tan doloroso....

Besos
Nico

Flori dijo...

Yle: aunque cueste, al principio.


NOVA: lo que no es bueno es siempre detenerse, a llorar. A veces evocar recuerdos con sonrisas, es más productivo.


Amiga del Alma: lo sé, porque estuve ahí.
Te quiero, amiga.


James: es que es así. Unos escapan a Nueva Zelanda, otros viajan a visitar parientes lejanos.
Me alegra que hayas reaparecido. =)


Nico: supongo que vos también tendrás tu recuerdo acomodado en tu mente.
Besos Nico =)
(gracias)

Cielo Violeta. dijo...

Me encantó el texto!
Lo que dice es muy cierto, sí. Muy mucho.

Anónimo dijo...

"Lo cierto es que de repente, un día, nos creemos dueños del control retrospectivo. Hasta que una palabra, un gesto, un nombre, nos lo recuerda todo. Nos vence por knock out y ahí quedamos, tendidos con un corazón que no termina de sanar..."

Y el tuyo cómo está?

Anónimo dijo...

wow. qué buena descripción de ese tipo de momentos.. es exactamente lo que me está pasando y es tan difícil.. quiero encontrar ese lugar donde poner esos recuerdos que todavía duelen tanto, y no dejan avanzar.
muchas gracias Flori, te leo desde hace tiempo pero recién ahora me sentí como para comentar.. te mando saludos!

agos

Flori dijo...

Cielo: ¡un gusto que te haya encantado! Y lo es, sí que lo es.
Besos


Anónimo: feliz.


Agos: ¡bienvenida! Sentíte libre de escribirme (comentario o mail, si querés) cuando quieras.
Y sé que es difícil, pero creéme que todo va a estar bien.
¡Abrazo fuerte!

~ Olivia ~ dijo...

Es cierto que no se va nunca... pero algún día tal vez llegue la aceptación... O puede que nunca llegue...

Ojala el corazón de tu amiga del alma pueda sanar pronto... pero de seguro que tiene tu abrazo donde refugiarse y tus palabras donde contenerse...

beso.

=Jota= dijo...

qué sorpresa! hace mucho que no te leía por mdp, puede ser? o estoy loco?

espero que andes bien
beso

J

Flora dijo...

Me encanta tu blog, sde ahora en mas sere fiel seguidora

Flori dijo...

Oli: ojalá. Mientras tanto, las acciones de Carilinas van en crecida.
¡Besos!


Jota: puede ser. No estás loco. Ando bien, ¿vos?
Beso, Jotín.


Flora: ¡bienvenida!
Beso grande =)

Blonda dijo...

Creo que esa es la finalidad de los recuerdos...permanecer,como un estigma que nos molesta eternamente.


Buen finde pequeñita!

Besototes =)