16 abril, 2009

Esperanzas renovadas

La desventaja de estudiar una carrera larga no son los años de dedicación y constancia, como la mayoría cree. No es resignar fines de semana de descanso para poder estar al día con las clases, ni olvidar el significado de la palabra vacaciones. Tampoco lo son las desquiciadas decisiones que tomamos para acortar, aunque sean unos pocos meses, el interminable camino al título que nos certifica como profesionales.

La verdadera desventaja de estudiar una carrera larga, reside en el agobiante sentimiento de saber que todavía falta. Mucho. Poco. Pero falta.

Así entré hoy a la facultad. Refunfuñando por la tardanza del colectivo, a causa de una disminución en los carriles de la avenida Corrientes. Sorteando a los señores que están arreglando los caños de gas de la facultad, y sus materiales. Sintiendo el peso de los años que todavía me quedan de esta rutina monótona.

Así entré, y así los vi. Montones de trajes y corbatas, zapatos elegantes y vestidos hacían sentir incómodos a mi jean y a mis zapatillas de lona. Peinados de peluquería y algún que otro ramo de flores terminaban por completar el panorama.
Hay juramento, hoy, sentencié.

Subí al piso doce, y presencié mi clase. 
Mientras bajábamos por las escaleras, una vez finalizada la cursada, sentimos los cariñosos aplausos que felicitaban a los médicos recibidos. Una de las puertas del aula magna estaba abierta, y entré a chusmear. 

Entre señoras elegantes, emocionadas y efusivas, estaba yo. Viendo la satisfacción en los ojos de esos estudiantes que llegaron. Que gritaban. Que revoleaban los brazos mientras sostenían sus diplomas.
Entre aplausos estruendosos renové mis ganas de seguir. Conté los años que todavía faltan para que esa alegría particular ronde mis ojos, y me di cuenta de que estoy en la mitad. Llevo tres años de carrera, y me faltan otros tres (mínimo) para el título.


Salí de la facultad nuevamente esperanzada. Ya no importaban los señores que arreglaban los caños de gas, ni el colectivo que tarda quince minutos más en llevarme de regreso a mi casa. Ya no me voy a ofuscar al escuchar que alguna compañera del secundario felizmente se recibió de maestra jardinera, o es decoradora de huevos de pascua, o las dos cosas.

Yo estoy en la mitad. Con ganas nuevas.



17 comentarios:

Anónimo dijo...

Que opino.. que estoy estudiando patologia en este preciso instante, queriendo revolear los apuntes y replanteandome todo x saber q todavia falta y un post como este me hace sentir un poquito comprendida
Y bue.. es lo q seguimos eligiendo

Euforia dijo...

Tus esperanzas renovadas son contagiosas. Viendolo así, los años que me faltan van a ser sensacionales. (Aunque sí, los colectivos rebalsando de gente, y los fines de semana perdidos pueden abrumar un poco, y distorsionar momentaneamente esas ganas).

NOVA dijo...

Tendrás días como hoy que te ayudaran con la espera. Ya te queda nada, lo tienes chupao...
Un besin
NOVA

Pablo dijo...

La gente que esta a la mitad, generalmente esta cerca de una crisis faculttativa d ela puta madre. Que bueno que zafaste.

Flor dijo...

Es importante sentir esas ganas, esas expectativas renovadas. La mitad esta bien, no es tanto tiempo.. Te felicito por los tres años ;)

Saii dijo...

hey ke bueno ke se te renovaron las ganasssss!!

animo!
animo!

:)

nelsonline dijo...

Aguanten las decoradores de huevos de pascuas!
Para que se te haga más llevadera, tenés que pensar que en algún punto ya sos médica o doctora o lo que sea. Porque de hecho, estás capacitada para ciertas cosas, y poniéndolas en práctica puede que sientas que no estás esperando un título sino que estás capacitándote para ser una profesional aun mejor de la que sos hoy. Por ejemplo, mi nota periodística que te envíe, no hubiese llegado a la reunión de blanco si no fuera por vos. Otro día te explico que es la reunión de blanco. Por lo pronto, Doctora, no me receta unos huevitos de pascua y unos bifes de chorizo con papas fritas y coca???
Dele doctora no sea mala...
Usted sabe que la quiero.

Flori dijo...

Anónima: ¡vamos, que el año que viene usamos ambo! Jaja
Éxitos el 20 (o la primer semana de mayo) ;)


Euforia: ¡me alegro que se contagien, entonces!
Besos :D


Nova: cada tanto hace bien un vistazo al futuro. Cada tanto, no muy seguido. ¿No?


Pablo: no sé si zafé. Los días anteriores a los exámenes me replanteo todo. Soy un desastre...


Flor: ¡muchas gracias! Aunque estar en la mitad es raro...


Saii: siii (bienvenida ;) )


Nel: estoy capacitada para recetarle una ensaladita de lechuga y tomate, con aguita mineral. ¿Le parece? =)

lopezrdiego dijo...

al final no me enteré que carrera estas estudiando. jaja
por otro lado al leer tus gustos musicales me encantaron que te encanten esos, magic number al comienzo no me decian nada pero despues me empezaron a gradar mucho.
gracias chiqui por pasar por mi blog.
cariños.

Mr. Vic dijo...

Por eso elegí una corta, ni en pedo hubiese estudiado toda mi vida

Flora dijo...

Y te queda la mitad.. y a mi mas de camino por recorrer .,. pero hay gente hermosa que nos lo hace mas ameno :)

Exitos"

Cielo Violeta. dijo...

Jajajaja, me encantó lo de ponerse mal por la amiga que se recibe de maestra jardinera... o es decoradora de huevos de pascua.

La idea es no pensar cuánto falta para llegar al final de la carrera, sino disfrutar el camino. Aunque haber llegado a la mitad es mucho, felicitaciones por eso!

Yo cargaré con no recibirme nunca, excepto que encuentre una carrera nueva para seguir, con la formación actoral que elegí para mi vida, no voy a tener nunca un título. A veces es un poco triste. Pero es taaan relajante no buscar una meta, sino simplemente disfrutar el recorrido.

Renzo dijo...

Es cierto que lo peor de cursar una carrera es saber que te falta, poco pero falta. Y siempre seguirá faltando algo. Entonces es una espera constante. Una salida que siempre se aleja. Me falta un año para salir, y ya me veo cursando mi segunda carrera. Aunque tmbien quisiera uan tercera, y cuarta si se puede. Hay mucho por aprender.

Besos Flori, disculpame las asusencias.

Flori dijo...

lopezrdiego: estudio medicina ;)
Gracias a tí por pasar y comentar. Besos


Mr Vic: uhm, creo que nunca contemplé la cantidad de años que me llevaría mi carrera al momento de elegirla.


Flora: es cierto. Paso a pasito, me dijeron alguna vez.
=)


Cielo Violeta: ¡oh, formación actoral! Debe ser fantástico representar distintos personajes.. tan cambiantes, tan variables...


Renzo: no digas nada, pero estoy contemplando más de una especialidad para seguir luego de recibirme. Shh ;)

Laurean. dijo...

Será casualidad? Tengo una ex compañera de secundario que se jacta de haberse recibido de maestra jardinera, y también decora huevos de pascua en marzo-abril!
Venía leyendo de lo más bien hasta esa parte donde no pude evitar cagarme de risa. Felicitaciones! Tenés media carrera adentro!
Lindo blog, besos.

Laurean. dijo...

Jaja! No! definitivamente NO!
Laburo en un estudio de grabación, y me encanta, lo hago con tanto gusto que a veces laburo 10 o 12 horas de corrido sin darme cuenta, y no puedo creer que hace dos días que no pongo un dedo en la consola! No estoy para enfermarme, la verdad que no, pero no lo pude evitar. Posponer todo, encargarle tareas a otros, reemplazarse... Es un quilombo!
Besos!

El Dc Felipe y YO dijo...

La uba es asi... Mas si la carrera es medicina, diseño grafico, algo de exactas....
Años y años de dedicacion y sacrificion.
Muchas veces te replanteas largar todo a la mierda al ver que tu horizonte se aleja en lugar de acercarse!!!!

Me alegro un monton que hayas podido encontrar animo en eso tan pequeño...
Son esas cosas pequeñas las que le dan sabor a la vida.

Besotes Flori..
Pd: a mi me queda un año y pareciera que no se termina mas!!
estoy de parcial en parcial y para peor tengo que rendir un final colgado en mayo....

Seguro vos estasen la misma estudia mucho que la satifaccion e recibirse de medico va mas alla que una jura
eso es el comienzo solamente de millones de satisfacciones que vendran con el correr de la profesion.