25 septiembre, 2009

Fotografía



Quieta. Sonriendo. Posando. Tratando de plasmar todo lo que pasa en una mueca. Lista, preparada. Y el flash que inmortaliza.Ya. Así quedo. Feliz. Por siempre. 

¿Cuántas veces volviste a sacarme una foto sin que lo notara? ¿Cuántas veces más quedó eternizada mi risa entre píxeles rebeldes que no pidieron permiso para plagiarme? ¿Cuánto tiempo más vas a tardar en darte cuenta que es el miedo lo que nos lleva a registrar un gesto, un abrazo, un beso?

Porque de tanto temor a perder lo que nos cura el alma, apretamos el botoncito que nos abre la puerta a la inmortalidad y nos asegura -a la vez- un pasaje en primera clase con destino al recuerdo. Para cuando tu historia y la mía ya no sea nuestra. Para cuando la nostalgia se vuelva aliada del insomnio, y juntos salgan a buscarnos. Para cuando ya no esté. Yo. Vos. Ninguno de los dos.

Porque de tanto desasosiego dejamos cumpleaños, noches de lluvia, tardes de sol, sueños, alegrías, confesiones... todo, todo, todo, lo dejamos en la memoria de alguna cámara. Que, con suerte, podrán volverse papel y tendrán marco. Y, con suerte, adornarán alguna esquina de la casa llevándonos al pasado cuando, con el plumero, quitemos los restos del polvo que se le junta de tanto desuso. 



Sigo quieta, mirando fijo con alguna mueca que te muestre cómo estoy hoy. Lista, preparada. El flash que ciega, y yo que me pregunto para qué servirán las fotos, si no es para recordar. 

Ya




11 comentarios:

Diego dijo...

Es extraño... Uno no elige los momentos que quedarán eternamente plasmados en la memoria, con más intensidad y vida que una foto.

Con las fotos es más fácil. Porque se puede elegir no mirarlas.

Floripondia dijo...

Flori:
Una vuelta de la vida, fui a ver una obra de teatro.
La protagonista tenia portaretratos dados vuelta colgados en la pared.
El co protagonista le pregunta porque los tiene dados vuelta y no de la forma habitual.
Ella le dice: es porque a esta gente no la quiero ver nunca más, la eliminó de esta forma de mi vida.

No se porque, pero me hiciste acordar a eso.

Besos

domesticada dijo...

¿Y vos, qué opinás?
me dice,

yo opino qe me gusta mucho tu blog y tu forma de escribir,
y opino que me haces acordar a Poldy Bird por tu forma :)
abrazos!

dai.-

Nicolás dijo...

Algunos dicen que con una foto se nos extrae el alma, o parte de ella.
Ahora estoy más cerca de entender por qué lo piensan.
Gracias.

Petite dijo...

si te fijas, lo único que nos permite con nostalgia añorar aún más el pasado son las fotografias. Son esas fotografias que un día ves y dices... "¡Mira! Ese día fue el que miramos el atardecer juntos, el que me dijiste todo aquello, el que jugamos al pilla-pilla, el que..." Y sí por una simple fotografia todo lo que podemos llegar a recordar.

Me gusta muchísimo tu blog.

Petite.C

Sherezade dijo...

AAAyyysss Flori, AAaaYYYYSSssss!!, q facilito, violento, dulce y semi/amargo sos capaz de transportar con tus recuerdos en ¡¡¡FLASH!!!!.

Inmortaliz_hada en una mueca q privada de movimiento exhuda la más divina y cómplice sensación.

AMOR

Con o sin marcos, no importa, una vez fueron más q 2.

Besitos cariñosos de finde, y a posar sin rictus tristes, nos lo debemos, verdad??.

Flori dijo...

Diego: es muy extraño, en verdad. Porque,incluso, podés toparte con una foto sin querer y que los recuerdos broten.
Besos


Floripondia: wow. Qué manera más rara de matar a las personas.
Besito pra tí ^^


Dai: bienvenida. Y sólo en secreto te cuento que me gusta muchísimo Poldy, asique tus halagos me llenan de alegría. Muchas, muchas gracias.
Beso grande =)


Nicolás: entonces, ¿las modelos tienen alma infinita, o ya casi no les queda? Mi nueva duda existencial, gracias a vos.


Petite: gracias. Y es eso lo que sucedió. Una foto, un flash, y una cascada de recuerdos. Uff..
Besos


Shere: ay, Shere. Vos sí que mimetizás con todo. Será un finde de estudio y en compañía, asique no habrá rictus triste. Espero.
Beso grandote =)

Ladelmedio dijo...

Magnífico texto. LAs fotografías son una ayuda para la memoria,o como el pasado enmarcado en obra de arte.
Saludos!

Blonda dijo...

Coincido con Diego. Uno no anda por ahí detectando cuales son los momentos que quedaran inmortalizados y de pronto ¡zas! resulta que la tarde de ayer o la noche del sábado se convirtieron en una fotografía de esas que recordaremos en 20 años, nítidas en la retina como si hubiera sucedido hace un rato.

Te adoro, Flor, me encantó lo que leí.

beso enorme

L! dijo...

Que lindo lo que decis..... puede ser alegre, puede ser muy triste... Como dijo Diego, podemos elegir mirar o no, solo son pixeles...

Espero que estes bien! Es muy linda tu casa!! SAludos

Sherezade dijo...

Hay un regalín para vos en mi blog (parte superior derecha).

Com_partilo con 5 personas y sumá son_risas.

Besotes!!!!