16 febrero, 2010

Antojo de vos

Qué feo es sentir que el cuerpo ya no alcanza para contener las ganas locas de desencadenar una guerra de almohadas que termine con mi malhumor y que sea la excusa perfecta para dejarme ganar mientras te ahogás de alegría. Qué horrible creer que me sobran abrazos casi tanto como me faltan besos. Cuán aburrido tararear una canción durante todo el día y que, al llegar a casa y subirle el volúmen, bailar sin compañía que me haga dar vueltas hasta marearme y caer al suelo con un ataque de risa imparable.


Qué fastidioso se vuelve percibir mi propio perfume, oír siempre las mismas excusas, recitar casi de memoria la cronología de poco más de veinte años que me llevaron a donde estoy mientras los ojos que me miran van cambiando de claros a oscuros, de oscuros a claros. ¡No sabés cuánto cuesta hacerle frente a la sanata de sin sentidos que intentan venderte con tal de sumar una victoria más en el panel de las conquistas!


Qué molesto es que se me antoje no querer dormir sola, y pedirte que te quedes aunque sea por única vez. Que atajes mis brazos, que contengas mi cuerpo, que me regales besos. 
Aunque mañana te lleve lejos tu rutina o mi desinterés.
Aunque con el sol asomando allá afuera se desvanezca toda la fantasía que podamos crear acá adentro.
Aunque después de esta noche vos vuelvas a desaparecer y yo continúe sumergiéndome en nuevas búsquedas.


Aunque sea por esta noche nomás... quedáte.



14 comentarios:

Lucía... dijo...

No sabes todo lo que me identifica este texto... hoy tengo ganas de el, tengo necesidad de mi hombre del aire...

Un beso.

CANELA dijo...

Lindo antojo, che.

Besos.

Floripondia dijo...

Que antojo tan bueno y malo al mismo tiempo, antojo que hace que una lo quiera o no.. lo necesite o no.

Besos Flor.

El Dc Felipe y YO dijo...

Ya te lo dije pero me gusta hacer leña del arbol caido!!

Sos rara Flaca!!!

Piedra papel o tijera??

Rox. dijo...

Que antojo complicado. A todas nos paso alguna vez ¿no?
Beso.

noe dijo...

Me siento MUY indentificada y sabés qué? ni siquiera tengo un hombre para anotojarme, tengo anojo de encontrar un hombre para antojarme.

suerte con lo tuyo!

Emiliana dijo...

Ufff. Las veces que me paso eso. Exactamente eso que describis.
Y lo loco es que cada vez esas ganas se hacen más fuerte y se aferran.

manu dijo...

Cosas que pasan, he estado en ambos lados. No es grato la necesidad de algo que solo será un momento, pero bueno, la vida es patalear a veces y pasarla como se pueda, por más que se sepa que se perderá.

Un salute!

Flori dijo...

Lucia: oh, encima nos llueve. Pucha...
Besos


Canela: ajam. ¿Y el tuyo?


Floripondia: todo sería mucho más fácil si lo que se me antojara fuese un chocolate. ¡Complicada hasta en eso!
Besito


Nico: piedra, como siempre. Gracias por lo de rara, supongo.


Rox: uff, espero que sí. Sino me siento una tonta por antojárseme eso.
Abrazo fuerte =)


noe: ese es un buen antojo. Querer encontrar a alguien para antojarse. ¡Me gusta!
Besos =)


Emiliana: será cuestión de saciarlas, Emi. Para que no se haga toda una bola enorme de antojo que se clave en el medio de la panza...


Manu: nunca tan acertadas tus palabras, muchachi. Pero ¿sabes qué pasa?, por un momento (nomás) quiero patalear acompañada.
Abrazo y mate, gracias por pasar.

Ana Delgado dijo...

Very nice

BLAS dijo...

Voy a seguir buceando por tu blog.
Me gusta mucho.

Saludos desde España.
Saludos blasianos.

Espérame en Siberia dijo...

(8)Soledad: aquí están mis cicatrices.(8)

Diego dijo...

Uf, es tentador, pero peeeeeligroooso ;-)
¡Besos!

El Dc Felipe y YO dijo...

No dejes los comentarios en Nº13
Es de mala suerteee
BUBUBUBUBUBU

jajaja