15 diciembre, 2008

Countdown




En dos días (o tres, a más tardar) empiezan mis vacaciones. Aquellas que me merezco desde el receso invernal que no tuve, porque los exámenes no se toman descanso. Aquellas que vengo esperando desde hace unos meses, y que en vez de parecer más cercanas simulan alejarse más y más. Vacaciones a las cuales derogué miles de citas al médico, tardes al aire libre en compañía de algún libro bajo algún árbol, bronceados en mi terraza.

En cuatro días, es su cumpleaños. Y no hay madrugada que no me encuentre discutiendo si le escribo, o no. Para desearle felicidad y de paso cerrar esto que sigue resurgiendo cada tanto. Para preguntar por qué se silenció, y prometió algo que nunca cumplió. Para averiguar si ya se hizo hombre-hombre, tal como él dijo una vez...

En nueve días es Noche Buena. En diez, Navidad. Y en el medio, los regalos que ya se empiezan a comprar y la cartita a Papá Noel que quiero escribir para ver si me vuelve la inocencia de creer en algo. Ese algo que me devuelva las ganas de intentar, de bailar porque sí, de sonreír porque sí.

En dieciseis días se acaba el año. Este 2008 que supo hacerme respirar entre risas y lágrimas; que me agregó dudas y me regaló respuestas; que me vio crecer, crecer y crecer. Un año de logros que no se termina, todavía, pero que en el calendario amenaza con unos pocos casilleros sin cruces coloradas.


Es diciembre, y todavía me siento en Junio. A pesar de que en el medio aprobé exámenes, compartí cenas, festejé aniversarios. A pesar de haber creado un espacio para mí, donde poder desahogarme y refugiarme. A pesar de que los adornos navideños de los shoppings donde almuerzo sola me advierten que diciembre llegó, repentino y silencioso. 
Me estanqué en alguna parte de ese Junio; pero de repente abro los ojos y me encuentro con esta cuenta regresiva que nos lleva hacia un nuevo año que espera detrás de las copas de cristal.

12 comentarios:

Diego dijo...

Cuántas fechas, yo prefiero no dejarme manejar tanto por el calendario (a menos que llueva en abril o reverdee en septiembre).
¡Mucha merde para el último final del año!

Yle dijo...

por eso solo queda respirar y abrir los brazos ´para recibir el año que viene!!!!

y no, no le escribas. o escribele y no se lo mandes, solo como ejercicio para ti misma.

Renzo dijo...

Por mis lares, las jocosas caritas de papa noel ya comenzaron a inundar las tiendas de juguetes y de aquellas que no recuerdo, o no quisiera recordar.

Las vacaciones para mí, se iniciaran dentro de unos días, aunque solo sean vacaciones académicas, pues mi curriculum está a la espera de ser visto por algún psicólogo que seleccione presonal para una empresa.

En mi opinión personal, escíbele... quítate la duda. No busques escusas, porque siempre, siempre hay un motivo

Saludos (:

PD: Disfruta tus vacaciones.

Blonda dijo...

Qué lindo lo describiste mi querida Florcita.

A veces Junio se hace eterno, y otras veces, en un sólo día del año todo puede cambiar y justificar los 364 dias que fueron nefastos.

Tengamos fe, lo peor ya pasó.

besos bonita! =)

James Bounce dijo...

entre a ver que me habías respondido y note que no se escribió mi comentario, me entristece. Se que no lo borraste porque me paso en dos blogs mas que no estaba, osea fue algo mio, pero bueno, yo acá, en este blog firmo mucho porque me dijiste que te gustan las firmas largas, que te divierten, así que aprovecho. Pero bueno, tratando de reproducir lo que recuerdo de la anterior es que no se, ahí no me acuerdo que puse en antes, cada vez que leo lo poco que falta para año nuevo me shokeo porque me voy, en menos cantidad de días. Bueno, si me acuerdo te digo que había puesto.

Flori dijo...

Diego: ¡¡gracias gracias!! Mañana el final de bioquímica, y estoy aterrada. Uf!


Yle: ya está escrito, pero no le cuentes a nadie. Y supongo que será una decisión del mismo viernes.
Besos!


Renzo: ojalá el año nuevo te encuentre con un nuevo trabajo.. y que descanses mucho, mientras tanto. =)


Blonda: si con tan solo una respuesta puedo volver de ese Junio, entonces estoy más que lista para empezar el 2009 plena.
¡Besos para vos también!


James: ahora me intriga saber si habías preguntado algo cuya respuesta solucionara todos tus problemas. Bueno, no, lo sé.. pero sigo con la intriga..
¿Cuándo te vas?

James Bounce dijo...

Veintiséis. No me acuerdo, justo o ahora estoy preparando el almuerzo ademas. Se que esto se me va a venir a la cabeza a las cuatro de la tarde cuando este en mi otro mundo, pero por suerte tengo mi cuaderno mágico donde lo voy a anotar para después decírtelo por acá. O si no un mail.

Vane dijo...

Tienes un lindo blog!, Este año se paso volando para todos.
Disfruta tus vacaciones!! :)

Saludos!!

Flori dijo...

James: bueno, cuando sea que te llegue, chiflá. O escribí, mejor. Porque me olvidé de hacer el curso de aprender a inerpretar los chiflidos. =)


Vane: bienvenida, y gracias. Prometo disfrutarlas... en cuanto lleguen. Besos =)

Akasha ::.. dijo...

Te leia y pensaba si con desearle felicidades por el cumpleaños a la persona que te marco, hace que cierres un capitulo...
Creo que no, me parece de hecho que lo abre...porque despeus de tu mail de felicitaciones vos vas a estar esperando una respuesta...(un gracias...y con el gracias...un "que es de tu vida?")...y, pensaba tambien, que si eso no pasa, que si el "gracias" nunca llega, entonces, te vas a sentir muy triste...y no creo que lo valga.
Estoy con vos en que diciembre llego demasiado rapido, demasiado silencioso. Hubiera necesitado unos meses mas, para poder llegar a diciembre, extrañandolo menos.

Flori dijo...

Probablemente obtenga respuesta. O no. Las estadísticas suelen fallar en cuanto al doc se trata.
Pero lo cierto es que me atraganto con estas palabras.. y quiero empezar el 2009 sin pendientes en mi garganta.

Gracias por pasar. Besos!

Vere dijo...

Creeme que por lo menos en mi experiencia, es mil veces más lindo decir y no ser correspondido (en el peor de los casos) que nunca decirlo.
Creeme, sirve. Por lo menos a mí... yo lo digo y se me pasa. No sé cómo hago, pero saco el paquetito y lo dejo ahí , en el otro, y que decida.
Suerte Flori, suerteeeee!