18 diciembre, 2008

Mientras tanto

Me cuesta. Mucho. Aunque tenga toda esta paciencia que en parte me es innata, y en parte vengo ejercitando desde hace unos años al tratar con pequeños saltamontes. Pero de todas maneras, hoy me cuesta horrores esperar.

Estar esperando -ayer- desde la una del mediodía hasta las tres de la tarde, por la publicación de las grillas correctas de mi exámen final. Contar los minutos hasta que alguien me dice que tengo que rendir el oral ese mismo día. Y continuar contando los días para llegar a mis vacaciones, porque al final no dan a vasto los diez jefes de cátedra de Bioquímica con los más de mil alumnos que se presentaron al exámen, y por lo tanto me mandan a rendir el oral el viernes a la tarde.

Es este mientras tanto que anoche me encontró llorando en mi cama. Acurrucada, como queriendo abarcar todo mi cuerpo entre mis brazos. Cuerpo cansado de tanto esperar, con hombros contracturados de tantos nervios y pies gastados después de tantas vueltas.
Es esta búsqueda de abrazos y la presencia de este enorme sentimiento de soledad, que no me dejaban dormir a pesar de haber amanecido a las cinco de la mañana para ultimar detalles. Este ansiar un sincero "todo va a salir bien" que me devuelva la claridad que tenía cuando me fui a la mañana. Y que todavía hoy intento recuperar.
Son esas lágrimas que exteriorizaron todo un día de incertidumbres y de desconciertos. 


Una eternidad representada en dos días. Hoy y mañana. Dos días más en los que mi estómago intentará degradar estos nervios, y mis ojos lucharán contra los libros y apuntes. Cuarenta y ocho horas de armar conjeturas, de imaginar infinitos criterios potenciales de evaluación, de recrear supuestas situaciones resultantes y sus repercusiones.
Hoy y mañana, molesta y enojada. Porque no hay nada peor que un exámen que se prolonga por días, que me hace tambalear los planes que estaba organizando, que me quita la ilusión de poder dormir tranquila. Que me atormenta. Que no se termina.

Y así estoy, entonces. Deseando que todo esto no se extienda más allá del viernes. Aguantando. Repasando. 
Haciendo esfuerzos extra en este mientras tanto que me opaca y modifica mi cronograma de fin de año.


14 comentarios:

¨ dijo...

esa no es espera
son tres puntos suspensivos en la vida
y eso llena de vacio.

por que no charlamos un dia?
por que no hablamos?

vamos, nadie deberia sntirse solo rodeado de gente.

a veces el compas de espera es mejor bailado

Nitsuga dijo...

viste q la tecoología re asesinó a los muppets? onda, no aparecieron nunca mas! pq un rené cgi no daaaaa u.u


che, no estés tristona, bombón! sino te voy a tener q abrazaaaar =)

Nitsuga dijo...

se, tecNologia... las Ns son ricas, por eso me las como (?)

¨ dijo...

nitsuga
abracela y dejese de embromar entonces!

Yle dijo...

llora y llora, que te saque los nervios y la sensacion fea. y asi vuelvas de las cenizas.

Akasha ::.. dijo...

Cada tanto esta bueno una gran gran llorada que te limpie las angustias y alivie un poco...
Despues si, levantate, peinate y anda a hacer algo divertido, que las angustias esta bueno desahogarlas, pero la vida esta para vivirla :)

Flori dijo...

¨: no estaría mal que charláramos un día. Creo que usted tiene un arma muy poderosa a favor: sabe tranquilizar a las masas. O a Flori alterada. =)


Nitsuga: ¿rené cgi? Y no es tristeza, es un acúmulo de cansancio con unos detalles de calor y fastidio.. just that.


Yle: y así lo hago. =)


Akasha: lástima que hoy me toca repasar y reveer todo de nuevo. Espero, ya a partir de mañana, ser libre. O hasta febrero, al menos.
¡Besos!

Freia dijo...

Han pasado muchos, muchos años y a veces todavía me despierto angustiada pensando que tengo un examen final en la facultad. Creo que puedo entender un poco cómo te sientes. Ánimo Flori. Un último empujón...
Un abrazo

Diego dijo...

Ojalá te haya ido muy bien. Y si no, cuestión de levantarse y seguir luchando, cosa que pasa más de una vez.
Saludos, y aprovechá este finde para festejar lo que sea!

=Jota= dijo...

es complicado esperar

NOVA dijo...

Despues de la tempestad llega la calma y leo por ahí que llego bien y te sereno.
Ahora a descansar de verdad.
Felicitaciones
Un beso
NOVA

Flori dijo...

Freia: yo pensaba que con el tiempo podría dejar de pasarme esto. Pero por lo que me contás, puede que no.
Besos y abrazos


Diego: aprobé. Bien para algunos, pero no lo suficiente para mí.
¡Ahora voy a achicharrarme al sol!
Besos Dieguito


Jota: depende esperar qué. Esta espera, es inhumana.


Nova: llegué a la calma. Pero creo que sigo ahogándome con la tormenta que se fue.
Muchas gracias por las felicitaciones. Besos =)

Freia dijo...

Pero luego es fantástico despertarse y ver que no es verdad, jejejeje

Un abrazo

Flori dijo...

jajajajaja

¡Despiertas y te das cuenta que ya no tienes que rendir finales!
¡Qué grata sensación!