27 diciembre, 2008

Historia común




Chico conoce a Chica. De una manera poco convencional, pero sumamente divertida. Comparten una Navidad junto con los familiares de ella, y varios bailes alrededor del Arbolito que toma aire en el patio de la casa.

A Chico le gusta Chica. Pero no hace más que elogiar sus logros académicos. No se acerca tanto, pues está en terreno desconocido y teme lo que pueda pasar. 
Chica, por su parte, siente que Chico tiene un no-se-qué que le agrada.

Chico contacta a Chica, al tiempo. Luego de meses de silencio, encuentra alguna excusa sin sentido para llamarla, para tenerla presente. 
Chica sonríe, ilusionada.

Chico se encuentra con Chica, y finalmente la besa. Habla en futuro y menciona algunas promesas. Pero oculta otras cosas. 

Dos meses pasan hasta que, ya con el agua hasta el cuello, Chico le confiesa a Chica que en unos días va a ser papá. Que siempre lo supo y siempre asumió su rol, pero que nunca quiso decírselo por temor a perderla.
Chica, con diecinueve años, no lo entiende. Siente que su mundo se deshace entre aquellas palabras que salen a la luz. Un corazón se rompe mientras las ilusiones se desvanecen. Ojos que derraman lágrimas de odio y desazón.

Pasado un tiempo, Chico le escribe a Chica. Para hacerle saber todo lo que ella significó en ese corto tiempo. La mujer de sus sueños, le puso; todo lo que cualquier hombre podría pedir a su lado. 
Chica, desconcertada, no lo cree. No entiende cómo su sencillez y sus sonrisas pueden hacer a un otro tan feliz, transformándola en aquella especie de idealización onírica. 
No responde, tampoco. 


Historias comunes como ésta son las que apagan esas ganas de creer que todos son buenos. Son estas situaciones las que le roban pedacitos de su ingenuidad, obligándola a crecer de golpe, a ser calculadora e imponer distancia. Son estos secretos, ese corazón roto, los motores de la búsqueda de mecanismos de preservación.
Hoy Chica no voltea cuando alguien habla de Chico ni de la criatura que nació de una relación sin futuro. Sólo escribe, sin detalles, mientras escucha este tema
Se siente raramente especial. Al menos para alguien, lo fue.





12 comentarios:

Renzo dijo...

Tienes razón. Son esas cosas, que para algunos son detalles a contar en un futuro, por creer que "así es mejor"

Éste es realmente un post que dá mucho que pensar

Genial

Saludos.

Renzo dijo...

... Un papel cuando se arruga nunca vuelve a ser el mismo.

Diego dijo...

Uno pierde la inocencia el día que se da cuenta de que no todos son buenos. Y uno gana la sabiduría el día que se da cuenta de que todos son buenos, sólo que no todos lo saben.
¡Saludos!

PD: No funciona el link al tema, por cuestiones de copyright.

Blonda dijo...

"Son estos secretos, ese corazón roto, los motores de la búsqueda de mecanismos de preservación"

Uff...entre la historia (divinamente escrita por cierto mi pequeña) y la musiquita de fondo está para un clavado desde el 5to...o te olvidás que es domingo de corazones rotos?

Besitos!!

Akasha ::.. dijo...

Oh...
para...

tengo que...

sacarme...

ya casi...


oh...

tenia una daga en el corazon :(

Flori dijo...

Renzo: son esas cosas con las que uno tiene que aprender a vivir. A algunos les toca peores.
=)


Diego: chequeé eso, y decidí poner el tema de una manera más accesible. Hope you like it!
Y no sé si será inocencia o sabiduría, pero sigo creyendo en la bondad de las personas, hasta que ésta me demuestra lo contrario. Uff..


Blonda: lo sé, lo sé. Fue un domingo de mates con brownies, igual. Y fue el nombre del tema, conjuntamente con una parte en especial de la letra, lo que me trajo el recuerdo. Accidental Babies, de Damien Rice..
Besos corazona =)


Akasha: toma, paños por si sangra. Y vamos, que el tiempo lo cura todo. Sólo no sabemos cuánto de él necesitaremos para sanar..

Xaj dijo...

Así es esta sanata, Chica.

Uno juega a jugar, pero siempre hay alguien con el alfil, con su mejor flecha, directo a la yugular o al corazóncete.

Saluditos.

C. dijo...

Florii!!

:( que historia de novelas... me pasó algo similar.
y es que nunca terminamos de entender, pero nos damos cuenta a la larga que teniamos que pasar por eso..
no creo que la solucion sea volverse hielo, sino seguir siendo igual, y si volvemos a sufrir, al menos lo intentamos...

quizás, esa historia, no llegó a su fin...
si la pareja no tiene futuro, un hijo no los va a unir, y eso no es impedimento para que chico y chica sean felices..



besote enorme!!!

PD: tengo blog nuevo :)

Flori dijo...

Xaj: tendremos que desarrollar nuevos métodos para esquivar esas flechas.. ¿no?
Gracias por pasar. Besos =)


Cé: ¡qué alegrón volver a leerte!
Y una nunca queda como antes.. algo pasa; alguien pasa. Y hoy en día ese alguien tiene su familia, quizás desparramada o quizás no. Yo ahí ya no me meto.
Besotes!

Veronica dijo...

ups flori..me suena que chica es conocida...
la verdad es que ...que fea situacion..y que dificil de asumir..menos mal que chico fue lo suficiente honesto y hablo y conto.....asi al menos uno era libre de elegir..

flori ya vendran aires nuevos..y seguro el 2009 tiene algo de eso para vos...a esperar...

besotes linda.

Will dijo...

Triste.


Prefiero cerrar la boca para no herir suceptibilidades.


Chaito!

Flori dijo...

Vero: ¡por supuesto que vendrán esos nuevos aires! Más les vale, los estoy esperando.
Besos para vos también.


Will: en ese momento, lo fue. Hoy es sólo una anécdota.
¿Cerrás la boca o dejás de escribir? En fin, como sea..
Saludos =)