05 octubre, 2008

Cuando reencarne quiero ser...


Los domingos en mi casa hay reunión familiar. Con asado preparado por Papá y Hermano Pequeño, y ensaladas varias condimentadas por Mamá. Del postre se encarga la Abuela.
A menos que alguna situación especial se presente (como domingos lluviosos, donde el menú se distorsiona y Mamá termina haciendo ñoquis de papa), siempre es así. 
Hoy, claramente, no hubo excepción.

Suena a un feliz almuerzo familiar, donde nietos-hijos-padres conversan acerca de la problemática economía internacional, o sobre las repercusiones que ésta tendrá en los mercados nacionales.. y también de los últimos chismes del mundo del espectáculo.
Pero no. 
Lejos está de ser así de sencillo el almuerzo. A duras penas logramos mantener una conversación por más de diez minutos, o chusmear sin que Mamá termine cruzando miradas de "en-mi-casa-no-se-mira-Tinelli" con Abuela.  Asique cada uno se ocupa de servirse un poco de ensalada y la achura que le plazca, y dejar salir algunas palabras -por momentos- de sus bocas llenas de comida.
Aunque hoy un extraño fenómeno natural, nos mantuvo más de media hora entretenidos. A todos.

Dos hormigas, una arañita. Las primeras disputándose a la segunda en una lucha incesante. 
Un largo rato estuvimos contemplando -y alentando- la batalla entre esos diminutos insectos. Y no sé si fue el hartazgo de estudiar toda la mañana el metabolismo lipídico, o bien que aquella insignificante guerra por conseguir alimento haya comprendido la situación más interesante de todo mi fin de semana, pero investigué. Busqué en Google, en miles de sitios (bueno, tal vez exageré con el número), y saqué conclusiones.

Frente a las distintas clasificaciones, decidí enfocarme en la más común: las obreras y las reinas. Y sí, como el rango lo indica, son las primeras quienes padecen las presiones evolutivas. Las Hormigas Reinas, en cambio, poseen una vida libre de complicaciones, depredadores y peligros externos, y a su cargo se encuentra la reproducción de la especie. Unas, sin las otras, nunca podrían perpetuarse a lo largo de los años.

Tras un largo rato de investigación (y la consciencia recordándome el abandono del estudio), surgió la pregunta inquietante. Y como no pude con mi genio, la expresé en voz alta.

Flori
¿En qué clase de hormiga me gustaría reencarnar? 
Tranquilamente podría ser una hormiga Reina, total, todos alimentan a mis futuros hijos. Me pasaría el día haciendo cucharita con el Zángano (vendria a ser "el sodero" en la comunidad de las hormigas; el amante), y no tengo que luchar contra otras hormigas por mi araña-cena. 
Pero, por otro lado pienso.. sería poco interesante y hasta aburrida mi vida. Entonces, sería obrera. Pero...

Cuando me di cuenta que hablaba en voz alta, ya mi Abuela se reía, Mamá no lo podía creer y mi Hermana no paraba de mirarme con su cara de "mejor-seguí-estudiando". Obedeciendo a sus muecas elocuentes, cerré las ventanitas del Google Chrome y reanudé el estudio. 
Pero dudando... ¿Hormiga Reina? ¿Hormiga Obrera?


Cuando reencarnen, ¿cuál quieren ser?

14 comentarios:

¨ dijo...

yo quisiera ser hormiga exploradora. ni obrera ni reina ni zángano. el mundo es un lugar demasiado vasto apra que mi impidan conocerlo duras leyes sociales.

Veronica dijo...

jajajjaj me encanto el planteo..eso suele pasar cuando uno estudia mucho y ya esta podrido de las charlas formales, y de los temas coyunturales...entonces aparecen estos como descolgados de la nada que suelen ser mas ingeniosos y profundo que cualquier debate politica-economico..jajaj...
quien me gustaria ser?
uyyy...viste te dije...me quede pensando...y ensima me da por re planterame si etara bien la hormiguita que soy hoy, era la que queria ser? ....demasiado profundo para un lunes..mejor dejemoslo asi...jajajaj besos

Flori dijo...

¨: Otro tipo de hormigas, las exploradoras, sí. Muy buena elección.. eso sí, hay que tener cuidado con los niños crueles que juegan con lupas y rayos solares a perseguir especímenes.

Vero: jaja, cuando tengas la solución avisáme. Quiero saber cuál elegís!
Buen comienzo de semana, besotes

James Bounce dijo...

La palabra asado ya me puede, la escucho, leo, digo o escribo y ya suspiro con placer.
Aparte y quitando el tema de la gordura, también pensé lo de las hormigas, y creo que como tantos seria un dilema seudointerminable, por lo menos para mi.
Ya que estoy también te cuento una anécdota de hormigas y asado. Un fin de semana en casa, día de asado (suspiro), para acompañar había una ensalada que no recuerdo bien sus ingredientes, pero uno de ellos era arroz. En fin el granito termino en el piso y un grupo de poco más de 10 hormigas de las más pequeñas rodearon el granito, y así con esfuerzo se lo llevaron. Creo que no importa como se redacte, el impacto visual que tiene es impresionante. Te recomiendo si vez esas hormiguitas tirarles un arrocito a ver como reaccionan.

Ah y otra, esta bueno el google chrome? En mi cuadro en que lugar lo pondrías?

- FireFox
- Opera
- Safari
- Explorer

Yle dijo...

yo quiero ser hormiga viajera- ya sabes, esa que anda por el mundo en aviones y cruceros (?)

Flori dijo...

James: creo que es normal que las hormiguitas se apoderen de la comida que accidentalmente -o no- termina en el suelo. Es así, una especie de ley de la naturaleza. Pero esta vez me sorprendió, porque no era más que una inocente arañita muerta (nota: le tengo PANICO a las arañas, pero como esta estaba muerta.. no pasaba nada).
No sabría cómo calificar el Chrome en tu lista. Desconosco Opera y Safari.. pero mejor que el firefox y hasta un poquito más cómodo que el explorer.
Te invito a que lo pruebes!

=)

Flori dijo...

Yle: una vez me disfracé de hormiguita viajera para una obra del colegio. Habré tenido diez años...
Creo que voy a buscar las fotos! jaja

Besos =)

Freia dijo...

Pues yo después de darle pocas vueltas, he decidido que quiero ser definitivamente ZÁNGANO y que trabajen y paran otras... que yo ya estoy mayor.
Saludos desde Madrid

James Bounce dijo...

che recien queria ver el post "fin de semana de soltera" y no me deja. Lo borraste ? Porque ?

Flori dijo...

Freia: muy buena elección!! Y me emocionan los saludos cruzando el charco. Besos grandes para vos también.

James: aún intento domar a Blogger. Estuve jugando a planificar entradas, y ése fue el conejillo de indias. Pero no te preocupes que, si todo me salió bien, pronto estará esa entrada "al aire".

Paula, la malvada dijo...

Yo reina. Sin duda.

Sobretodo por lo de hacer cucharita.

jajaj

=Jota= dijo...

depende. Las hormigas no pueden tener urticaria? porque si pueden, no quiero ser hormiga. Ni reina ni obrera

Flori dijo...

Evil Pau: Buen punto. Te vancás los miles de partos por día, tambien?

J: no, las hormigas no tienen urticaria porque el ácido fórmico (causante de la picazón en nosotros los humanos), es un producto normal en ellas. Ergo, no se une al anticuerpo como en nuestro organismo.
Estuve investigando, les dije..

=)

kiradakash dijo...

Hola Flori,muy bueno tu post.
Yo quiero ser la hormiguita viajera o una REYNA pero con partos sin dolor ja ja.
muchas veces me puse a ver grupos de hormigas que suben por la pared llevando hojitas y al principio con un tincle las hacía caer, pero despues me dió pena y no las jodí más.
a mi me encanta las familias que se juntan los domingos a comer lo que sea,pero juntos.besos.