23 febrero, 2009

Bienvenidas

Dicen que los amigos son la familia que uno elige. Que, sin siquiera buscarlos, se nos aparecen un día y se quedan cierto tiempo. Que escuchan, aconsejan, ríen, lloran, acompañan. Que ofician de psicólogos, de padres, de consejeros. En fin, de amigos.


Juana, Amiga del Alma, Pizzu. Son ellas a quienes yo fui eligiendo a medida que sus pasos se cruzaban con los míos. Son ellas las que prestan oídos, las que comparten risas, las que abrazan cuando una nube negra se posa sobre alguna cabeza. Y fueron ellas (sí, ustedes chicas) quienes me dieron la señal para volver a hacer lo que desde chiquita me salía sin querer: escribir.

El último día del amigo fue una suerte de apoyo mutuo. Cada una traía su historia reciente a cuestas, y en un almuerzo festivo terminamos compartiendo el peso de las lágrimas entre todas. Como solemos hacer.
"Sabés lo que tenés que hacer, Flori -me dijeron- vos le tenés que escribir. Escribíle qué es lo que te pasa porque el flaco no tiene ni idea del embrollo con el Doc. Y tampoco tiene por qué saberlo". 
Terminé escribiendo, sí. Pero no a ese nuevo chico que no entendía por qué creaba un intangible abismo entre su mundo y el mío. Tampoco a aquél que poco a poco fue desapareciendo. No.

Escribía para descargarme, para liberar esas palabras que se me acumulaban en los viajes de colectivo o en lo silencios nacientes. Porque las oraciones se me formaban solas y su consejo saltaba alrededor de ellas. 
Pero, ¿qué sentido tiene componer sinfonías si ningún oído aprecia cada melodía? ¿Cuál es el punto en llenar museos de cuadros, si no hay un ojo crítico que encuentre el detalle que hace a la obra única e interesante? ¿Qué objetivo tenía escribir, entonces, si no había nadie que compartiera mis palabras?  Por eso me inventé este lugar… mi lugar. Donde alivio un poco el alma y liviano mis hombros del silencio al que me acostumbré. Donde encontré desconocidos que me alentaron, leyeron e incluso apoyaron cuando lo necesité.



Esto es lo que quiero mostrarles, amigas mías. Este espacio que no pretendía tener tanta relevancia, e incluso jamás pensé que podría sostener tanto en el tiempo (por eso nunca se los mencioné). Que en más de una ocasión me sirvió para desahogarme. Que me hace bien.

Por eso hoy quiero incluirlas en esta parte de mí. Quiero compartirlo con ustedes, que tanto me conocen. Quiero darles la bienvenida, desde este lado del monitor. Y no hay enojo que valga por hacérselos dar a conocer ahora. Nada de cómos ni porqués. Ningún reproche ni cosas que se semejen.
En su lugar, las invito a que paseen por acá. Verán los nombres que les elegí, y les pido que lo mantengan. Leerán muchas cosas que ya saben, y otras que no. Me descubrirán con insomnio, entre lágrimas o reflexiva. 

Acá empieza todo. 

Bienvenidas, amigas.

14 comentarios:

NOVA dijo...

Preciosa bienvenida que les ofreces.
Seguro que elegiste el mejor momento para enseñar tu otro espacio y ellas que te quieren lo entienden.
Un besito
NOVA

Pablo dijo...

Los amigos que estan siempre son increibles, uno sabe que sera ellos los que nos acompañaran el resto de nuestra vida.

Yle dijo...

pues que linda bienvenida le das, han de ser tus hemanas de alma.

Sherezade dijo...

Escribir es liberador a pesar de cuanto uno se cuestione si lo hace bien, mal, apropiada o indebida_mente.

Comencé por razones similares q vos a escribir públicamente, ha sido para mi un ejercicio doloroso, gozoso, mágico, arrollador, sanador.... de comprensión... con un pasaje a mi interior de ida y vuelta.

Y en ese viaje he conocido a personas magníficas q desinteresadamente tienden la mano y alientan en el camino.

Escribís divina_MENTE neni, seguí así y q brote lo q ha de salir sin pausas...

ME ENCANTA LEERTE!!!!!!!!!!!!

Besotes a tus amiguis,

Blonda dijo...

Con una bienvenida así es dificilno querer quedarse...

besotes Flori!!!!

Tu Amiga del Alma dijo...

Por primera vez digo presente en el lugar que desde hace unos días descubrí es donde mi Amiga del Alma (como ella me llama a mi) encontró el espacio perfecto para sentirse un poco más completa.
No porque no lo hubiera hecho antes, sino porque tuvimos que esperar al momento perfecto. Y este sin duda lo es.
Yo, tu Amiga del Alma (apodo que debo admitir me hace sonreír) no puedo estar mas orgullosa de la persona en la que te convertiste, de la persona que sos, y por supuesto, de la que serás con el paso del tiempo.
Leer tus "entradas" me hizo recordar, sentir, sonreír, y hasta dejar correr alguna que otra lagrima. Y tengo que decir que hasta me vi sorprendida por tener frente a mi monitor (prestado en realidad), una veta oculta en vos que hasta ahora no conocía. Si…orgullo es la palabra que define lo que mi cabeza intenta describir. Sos MI orgullo.
Sin mas por ahora y prometiendo futuros presentes por mi parte, dejo el resto de mis pensamientos para ser volcados en lo que luego será uno de tus regalos de cumpleaños.
Te amo sonza.
Tu Amiga del Alma

Renzo dijo...

Sin duda, hay amigos que son incondicionales. A los que verdaderamente le importas. Y hacen de todo para hacerte sentir mejor, mucho mejor.

Haberles dedicado un post como éste, es un bonito gesto.

Por mi parte, pocos saben que tengo un blog. (Claro está de los que me conocen personalmente)

Un fuerte abrazo Flori (:

Akasha ::.. dijo...

Bienvenidas, amigas, bienvenidas :)

nelsonline dijo...

te quiero
besos flury

El Dc Felipe y YO dijo...

Flori te super entiendo yo empece igual que vos.....
escribiendo solo para desahogar...

Igual ninguno o casi ninguno de mis amigos no blogueristicos lo conoce....
Creo q ni les debe importar tampoco
De todos modos me gusta compartirlo con vos.....

Besotes
Nos hablamos
NICO

Flori dijo...

NOVA: es el mejor momento, sí. Muchas gracias.
Besos =)


Pablo: yo sé que son ellas las que quiero me acompañen el resto de mi vida.


Yle: lo son. Sí que lo son.


Sherezade: muchas gracias por tus palabras bonitas. Estoy descubriendo que es tan lindo que ellas participen de este espacio...
Besos a tí.

Flori dijo...

Blonda: se quedaron, nomás. Besos Blondita =)


Amiga del Alma: y me llorabas por teléfono, y me asusté. Te quiero, amiga.


Renzo: son incondicionales. Y es liberador que ellas sepan de esto.
Abrazo =)


Akasha: gracias.


Nel: me sonrojo. Gracias por venir, hoy. Besos =)


Nico: todos necesitamos terapia, ¿verdad?
Te mando besos.

Anónimo dijo...

Recién terminé de leer todo lo que escribiste. Aquellas cosas que hicieron remontarme a días compartidos junto a vos, tardes con mate y cremona en mano (sin dejar ningun miga arriba del banco por cierto).
Y antes de empezar a escribir, hay una pregunta que tiene como respuesta muchas palabras..¿Y vos, qué opinas?...mi respuesta sería un tanto aburrida, porque estaría llena de palabras y adjetivos que en realidad no llegan a describir la felcidad que me provocó saber de este blog...sólo decirte que me felicito por haberte elegido como amiga, suena un tanto egocéntrico..pero es así
Estoy feliz de que hayas encontrado este espacio, tu espacio para que puedas compartirlo.
Me reí, me emocioné y volví el tiempo atrás en estas 3 horas que me tomó leer tus notas...notas que en muchas de ellas me sentí cómplice por ya saberlas, pero no del todo...siempre dije que todos tenemos secretos, éste era el tuyo.
Te adoro y gracias
*Pizzu*

Flori dijo...

Pizzu: gracias a vos, por ser oído cuando lo necesité. Y por haberme elegido (si si, sos genial).
Te quiero, amiga.

Beso enorme