09 febrero, 2009

Respuestas

" No sé si corresponde que te escriba, pero lo hago de todas maneras… Porque el número diecinueve, en la agenda de mi celular, estaba colorado. Señal que anunciaba algo. Algo que capaz agendé mucho tiempo atrás, como bien corroboraría después.

“Cumple Doc =)”, decía. Dice.

Sabés, cada tanto, cuando la segunda sinfonía de Mahler se cuela en el random de mi itunes, me acuerdo de vos. Cierro los ojos y recuerdo tus gestos, tus explicaciones en mi oído, el dibujo en la servilleta de esa pizzería de Recoleta. Y después, cuando los abro, me encuentro con este silencio que puso fin a esos meses de charla por el mensajero.

Es imposible no armar conjeturas acerca de lo que pasó. Mi parte racional inventa excusas, justifica acciones, o simplemente me enrueda en posibles situaciones.

Pero el año se va terminando y no quiero que me queden palabras pendientes. Y por eso te escribo. Para decirte gracias. Por Mahler; por esas sonrisas; por tus enrosques y vueltas. Por este recuerdo que, cada tanto, reaparece. Gracias.

Ah, y feliz cumpleaños, bonito. Tirón de orejas, beso y abrazo. =) "


Eso le escribí para su cumpleaños, sabiendo que no iba a responder. Sin embargo, durante varios días, chequeé incesante la bandeja de entrada en busca de su mensaje sin abrir. En busca de sus palabras. Pero no. No iba a responder. Y yo lo sabía.

Pasó Navidad. Estrenamos un nuevo año impar. Vimos escabullirse a Enero entre restos de arena y agua salada. Volví a estudiar. 
Dejé de creer que, algún día, encontraría esa respuesta donde sólo un simple gracias hubiera bastadoLo borré de la lista del mensajero con el fin de evitar la diaria tortura de verlo conectado y sufrir el silencio al cual nos destinábamos. Lo borré, simplemente, por mi bien. Pero me aseguré de que, en caso de que un eclipse lunar le aconteciera, él pudiera contactarme. 

Como hoy. Como recién.

Con manos temblorosas, y cuidando que mi corazón no se saliera de mi pecho, leí cada una de las líneas que me escribía. Cedí ante la invitación para reingresarlo a mi lista, y comencé a responderle tratando de no dejar rastros de mi sorpresa. 

No era yo quien tipeaba. No era yo quien le preguntaba si ya estaba mejor. No. Era otra parte de mí quien se encargaba de responder a sus disculpas pertinentes.
Yo controlaba las lágrimas. Intentaba disimular la conmoción para evitar preguntas de mis hermanos que rondaban cerca mío. Empleaba estrategias que desconocía tener para no quedar al descubierto cuando el Doc prometía, por escrito, responder mi mail que -acorde a sus palabras- tanto le gustó.

Quería disculparse, y lo hizo. Quería hacerme saber que recordaba esa respuesta que me debía, y ahora avanzo con cuidado en la búsqueda de su mensaje. Quería dejarme un beso de agradecimiento, y casi lo sentí en mi mejilla izquierda. 


16 comentarios:

Blonda dijo...

Estoy al borde del llanto, y no exagero.Yo fui casi testigo de esa música (te acordás?) y de tu historia de amor contada con tanta esperanza y tristeza...

Leer que te había hablado, dicho lo que pudo, y a su forma, me puso la piel de gallina, y pude imaginar cómo estarias.

Dios quiera que sepa cuidarte, y no lo digo en el sentido amoroso, sino que lo haga cuando te escriba, cuando hable o cuando se ausente...que sus palabras y/o sus silencios no te lastimen más, eso pido.

(Estoy en la casa de mi amiga en Luján,sigo de vacaciones,asi que no pegues carteles,ni ofrezcas recompensa, je)

Besotes y un abrazo más sentido que nunca bonita!

NOVA dijo...

No busques, no esperes...
Si llega, bienvenida, sera otra sorpresa, la sorpresa.
Si no, sera un no vivir, es un no vivir.

El Fantasma de Belgrano dijo...

Hay gente que es capaz de producir esas cosas en nosotros. No son muchos. Creo que no exagero si digo que alcanzan los dedos de una mano en toda una vida para contarlos. Sea lo que sea que te provoque, sufrimiento o felicidad, vivilo con plenitud porque es un signo inequívoco de que estás viva.

Akasha ::.. dijo...

Wow...me dejaste casi sin palabras...
Pensaba si ese beso casi sentido en la mejilla, podra ir mas alla de lo virtual y convertirse, de una buena vez, en un beso real.
Disfrutalo, con cautela, pero disfrutalo.
Es tuyo. Te lo mereces :)

Un día salio el sol dijo...

a que se debe lo de x rené saltaron?? una intriga que me carcome...

Roky Rokoon dijo...

lo que tenga que suceder sucedera, pero esperar tipo muelle de san blas no es bueno para nadie

~ Olivia ~ dijo...

Y cuándo decidiste por fin caminar sola tu camino, luchando el día a día, a veces con risas muchas otras con llanto...Él decidió aparecer...

La verdad que es admirable poder contener todo eso, espero estes bien...

No tengo consejos, ni experiencias... solo te ofrezco un abrazo fuerte y un hombro donde descansar esa cabecita que de momento a otro se vió arrasada por un torbellino..

Beso Flori.

fuerza.

El Opinador..to dijo...

Permiso para opinar:
Ojalá que sea todo lo que querés que sea.

Pero Ojo. Hay tipos que son medio turros. Que no quieren que el otro siga su vida, que lo supere. Y, sin pensar en el otro, promueven falsas esperanzas.

Will dijo...

Emmmm...
No soy bueno dando consejos, es mas el mejor consejo de mi repertorio es: "Nunca sigas mis consejos".
Por lo tanto no te dejo ninguno.
Lo que si te dejo es mi trebol de cuatro hojas.

A mi me dio suerte.


Un abrazo.

Flori dijo...

Blonda: sí que me acuerdo. De todo todo todo.
Pido lo mismo que vos; que sepa cuidarme.
Beso grande y abrazo.


NOVA: es imposible no buscar la explicación que me debe. Aquella que cerrará una etapa y sólo Dios sabe qué más hará. Uff...


Fantasmita: totalmente de acuerdo. Y todavía no distingo si es felicidad o tristeza. Un poco de ambos, creo.
Besos

Akasha: cerré los ojos, y lo sentí. Ojalá algún día se vuelva más real. Veremos...
=)

Flori dijo...

Un día salio el sol: me gustó ponerlo. Para relacionarlo con el rené del banner.


Roky: mi vida sigue. Todo sigue. Sólo espero que su respuesta llegue después del 25. Así rindo el final en paz.


Oli: gracias bonita. Estoy bien por que sé que, al menos, me tiene presente. Y esas explicaciones que yo tanto anhelaba, me serán dadas oportunamente.
Besos grandotes.


Opi: ojalá. Tendré cuidado. Besos


Will: me quedo con tu trébol. Gracias.
Abrazo =)

Berenice dijo...

Cuidate mucho chiquita,y piensa bien las cosas antes de dejar que ese corazón ( que a veces nos es traicionero) presa de la nostalgia, te juegue una mala pasada. Comprendo perfectamente como te sientes, no tienes ni idea. Y sólo te puedo mandar un abrazo muy muy apretado, como de oso.

El Dc Felipe y YO dijo...

es aca cuando empieza el juego peligroso de los EX
Peligroso porque tal como dijo opinador mas arriba, cuando hay sentimientos de por medio de una de las partes esa persona suele terminar aun mas lastimado de lo que ya estaba.....

Lo que a vos te pasa es una tipica "patologia" femenina, muy recurrente en mi consultorio sentimental
Aun no la pude entender no puedo desentranar ni las causas ni el porque de ella... pero creo que estoy cerca.

Te dejo un abrazo grande flori
Nos hablamos

PD: ponete a estudiar que Medicina es jodida esos examenes no se van a aprobar solos...

Renzo dijo...

Estamos sujetos a estímulos.Causa-Efecto. Y esto, sin duda, es el notorio efecto de que siempre quiziste esa respuesta. De antemano lo justificaste, lo disculpaste; aunque afirmaras que no. Solo necesitabas un estímulo, una excuza. Esas cosas pasan. Creeme. Me pasa a menudo.
Él está ent ti, como aquella persona que rehusamos a olvidar. Aunque queramos.

Llegué tarde, pero al fin aqui estoy. Y no quería despedirme sin antes decirte que me encanta como esrcibes.

Un abrazo fuerte, Flori. =D

Flori dijo...

Bere: gracias por el abrazo. En serio...


Nico: no es una patología. Se llama "sensibilidad". Ya charlaremos al respecto.
Besos


Renzo: quise y quiero esa respuesta. Para cerrar etapas. Para entender qué pasó. Para avanzar.
Abrazo Renzo

Olivia Alivio dijo...

Qué escribís bien.
Es díficil terminar las cosas, raramente se puede "cortar por lo sano", tendemos a lo enfermo, lo que nos pudre, nos hace sufrir y a la vez nos encanta. Es que los algunos humanos somos así, medio masoquistas...